Blogia
Ediciones Sueños... imágenes en la niebla

Historia de una multi-fan V todo ROL (1995-1997)

Como lo prometido es deuda, ahora va el cómo llegué a conocer e integrarme al maravilloso mundo de los juegos de rol.

Resulta que en cuando estudiaba periodismo me pasaba algunas horas en la biblioteca (cosa que echo mucho de menos ahora, sobre todo cuando tengo que gastar mi tiempo de estudio, haciendo algo que no es de mi total agrado), y encontré una revista del diario El Mercurio, que si mal no recuerdo se llamaba "Siglo XXI", onda revista de computación y tecnología que me gustaba mucho. En uno de los reportajes di con el concepto de MUD y juegos de rol, lo que me llamó poderosamente la atención. Anoté los datos para ponerme en contacto con algún grupo que jugara rol... y así lo hice.

No recuerdo con exactitud en qué parte o evento me encontré al grupo, pero me dejaron invitada a sus reuniones. El master (o director de juego, para quienes sean neófitos en el asunto) era Eduardo O., quien además ponía la casa, la que estaba ubicada en... Las Condes, ¡súper lejos para mí! Pero, igual fui, incluso mi hermana me acompañó un par de veces. Lo pasé bien en ese grupo, ahí conocí a una chica que se hacía llamar Sombra, otro que se puso el nombre de sir Akahud y otros más que no recuerdo. Con don Eduardo mantengo el contacto, porque es parte del grupo Cisma y también de Terror Carnaza.

Tiempo después, cuando Rage me llevó por los caminos del MUD, se formó el grupo de rol en Periodismo. La cosa fue así: llevaba ya un tiempo jugando MUD, cuando empezaron a aparecerse en la escuela de periodismo algunos de los chicos de las otras facultades e incluso de otras universidades a conocer a sus pares muderos. Ahí todos me decían la "Leia de la Usach", como ya les conté. Rage -Gargull, en esos días- me contaba que en Ciencias se juntaban a jugar rol, específicamente AD&D (Advanced Dungeons and Dragons), pero el problema era que sólo se reunían hombres y después de clases. Igual un día fui a conocerlos, pero no pillamos más que a Ako, los demás ya se habían ido.

Paralelamente, aprendía a jugar Star Wars en el grupo "Star Wars Santiago de Chile" todos los días sábados. Ahí me conseguí el manual versión 1, el que aún conservo en fotocopias. Más lindo mi manual, lo miro y comparo con el nuevo y, definitivamente, me que quedo con el sistema D6 (dado de 6), porque permitía jugar más con la imaginación y la narración. Así, esperaba el momento de poder mastear yo solita alguna vez.

Uno de esos días en que me quedaba jugando MUD hasta tarde en la universidad, llegó un pequeño grupo de chicuelos desde Ciencias que querían conocer a los que nos juntábamos en Periodismo. Esa vez iban Thor, Shaka y Eleassar (de los que me acuerdo, puede que hayan ido un par más), mientras que en el laboratorio de computación de periodismo estábamos Ciclops, Skynet, Gargull -Rage- y yo. Fue un bonito encuentro para mí, porque fue un flechazo a primera vista con Shaka. Lo recuerdo con mucho cariño, fue de las poquísimas veces que me he sentido en las nubes, por eso guardo con tanta emoción ese instante (ah, ya me puse sentimental, disculpen, pero es que las cosas bonitas hay que recordarlas). Ahí se produjo una suerte de celos por parte de Ciclops, pero a mí no me importó, excepto porque Shaka se "achacó" al ver la marcada de territorio que hacía Ciclops (se ve algo enredado el panorama, jajaja, pero eso fue, Ciclops casi me arruina el nuevo romance, ya que con él había terminado nuestro affair semanas antes y justito apareció Shaka). Igual le paré los carros a Ciclops después.

Así, se empezó a formar el grupo de rol, porque todos andaban con la idea de jugar rol. Pasaban los días con las mastereadas de Ako (master más bueno que ése no tuve... recuerdo que un día nos hizo toparnos con unos brownies -enanillos del bosque-, los que se calmaban y no nos atacaban si les cantábamos "Washiperri", a saber... "era un perro de esos callejeros, era un perro, pero no tenía hogar... wash-perri es un perro washo...!"), y pasaban los días con el intercambio de luces heavy. Yo estaba en las nubes, jaja, hasta que por fin se dio la mano y empecé mi pololeo con este muchacho, el que duró dos meses y medio. Fue lindo mientras duró, aunque aún tengo dudas del porqué se terminó todo, pero ya no vale la pena ni siquiera pensar en eso.

Y un día cualquiera me puse a masterear yo. ¿Qué juego? Pues, Star Wars, qué más iba a ser!!!!! Jajajaja. A veces llegaba a la universidad onda a las 10 de la mañana y me estaban esperando para que les dirigiera una partida, claro que la condición era que cuando me daba la tincada de ir a clases, se suspendía. Así, aunque no lo crean, no tuve malas notas, jamás falté a ninguna prueba, nunca quedé debiendo trabajos y tuve la asistencia precisa (75% en promedio que se pedía), por lo que pasé sin dramas los semestres correspondientes.

Aaaahhhh, qué días aquellos, llenos de amor, por un lado, llenos de conocimientos por otro, llenos de amistad y entretención. A veces me gustaría volver a ese tiempo, no me arrepiento de nada de lo que pasó, aprendí mucho de esos días y recuerdo a mi querida gente con mucho cariño y nostalgia, pero la historia ya se fue, y por lo mismo no quiero que se pierda en el tiempo, así que lo escribo. Quizás después cuente otros detalles, pero lo medular ahora es el tema del grupo de rol de la USACH. Chicos, ¡LOS EXTRAÑO MUCHO! A todos, sin excepción, sobre todo ahora que estoy otra vez estudiando allá y camino por los pastos de ciencias o por periodismo (cuando el tiempo me lo permite) y pareciera que los veo -y me veo junto a ustedes-, con nuestros dados, los manuales fotocopiados, los manuales originales, las cientos de historias que surgieron alrededor de una mesa, mientras comíamos aliados con ketchup (ésa era nuestra "comida oficial", jajaja).

Un abrazo a todos. Los quiero mucho.

Yami

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Marcelo TM -

Hola Yamila, yo jugué rol en esa época de la USACH, quizás me recuerdes, mi nombre era Coloso y andaba con el Max, el Coyote, Pedro el Cid, entre otros. Yo era el más piola del grupo pero el más grande de porte (de ahí El Coloso). Para mi sigues siendo Leia, ja ja ja, y llegué a tu blog no-sé-porqué-circunstancias-de-la-vida. Gracias por los recuerdos que, un poco indirectamente, igual me relacionan a mi. Después de todo, aunque traté, nunca volví a jugar rol como en esos tiempos en que, si no teníamos dados la hacíamos al cachipún.
Ah! y mi primer master también fue Ako y mi primer personaje fue un wookie que se llamaba "el wookie" simplemente ja ja ja.
Saludos!

Héctor González Avilés -

¡Hola, amiga Yamila¡ Soy tu viejo amigo, titogonzalez23, el candidato de la lista 27, de los Mr. Blogger 2006, te invito a visitar mi blog y a votar por mi. Y tambien a ser miembro de la ACHIB (Agrupación Chilena de Blogs):
http://www.achib.blogspot.com.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres