Blogia
Ediciones Sueños... imágenes en la niebla

Trolls de Internet

Trolls de Internet

Un querido amigo, de esos viejos amigos de la universidad (su nick era Óptimus, pero por ser malo para la pelota le pusimos Pésimus, y estaba en elmismo grupo de rol y MUD que yo), me envió un link con un artículo titulado "Trolls en Internet".

El artículo original en inglés es de Timothy Campbell (2001), traducido por  Enrique Matías Sánchez (2004), y está en http://cronopios.net/Traducciones/trolls.es.html

La cosa es simple (yo y mi muletilla, jajajaja), para Campbell los trolls en internet son seres odiosos que les gusta llamar la atención con mensajes pesados en los foros, sin importarles herir susceptibilidades ni ofender gratuitamente (bueno, tampoco pagadamente, jajaja, pero eso es harina de otro costal).

Estos tipos (o tipas, porque de todo hay en la viña del Señor, incluyendo la viña llamada Internet) se aprovechan de lo anónimo y difusa que es la red para cometer estas "fechorías" por el placer ególatra de llamar la atención de mala forma. Como dice el artículo de Campbell "Los trolls son completamente insensibles a las críticas (constructivas o no). No puedes negociar con ellos; no puedes hacerles sentir vergüenza o compasión; no puedes razonar con ellos. No se les puede hacer sentir remordimientos. Por alguna razón, los trolls no sienten que estén obligados a seguir las normas de cortesía o responsabilidad social". Esta cita me hace acordar a aquellas sabias palabras que le dijo Kyle Reese a Sara Connor en The Terminator. Son igualitos estos engendros, los trolls y los terminators.

Pero, segun mi perspectiva, no es privativo de internet. Existen trolls (de todos los sexos) también en la vida real, pero son más escurridizos y se amparan en las sombras. A ésos y ésas sólo puedes descubrirlos después de mucho observarlos. Y es triste al comprobar que pertenecen a esta despreciable especie de monstruo, que ven cosas donde no las hay e inventan extrañas teorías de cosas que simplemente no son, que sólo existen en su imaginación. Y vamos hinchando por debajo, a escondidas, con cinismo en el frente a frente, con la sonrisa y la cortesía que esconden sus verdaderos pensamientos.

Pero cuando ya los identificas, como no es posible negociar ni razonar con ellos/ellas, lo mejor es buscar nuevos parajes de tranquilidad junto a otros de la especie de uno (no sé, elfos, unicornios, por ejemplo) e ignorar a los trolls, total, la luz del día los vuelve de piedra y ya no molestan más.

Así que cuidado con los trolls en la vida virtual y en la real.

Yam

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

agustin -

quier rayos cree en los trolls q tonto

Eric -

Disculpe las molestias, pero de donde sacaste la imagen del troll, si me puedes mandar la respuesta a mi mail se lo agradeseria mucho¡¡¡¡¡

Aviva -

Siii!!! yo conozco a varios Trolls!!!!!
"No puedes negociar con ellos; no puedes hacerles sentir vergüenza o compasión; no puedes razonar con ellos. No se les puede hacer sentir remordimientos. Por alguna razón, los trolls no sienten que estén obligados a seguir las normas de cortesía o responsabilidad social"... Siiii!!!!! los conozco!!! que descripción más acertiva!!!
Son ellos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres