Blogia
Ediciones Sueños... imágenes en la niebla

Mujeres profesionales

He tenido conversaciones con amigas acerca de este delicado tema que "afecta" a un gran contingente femenino (y que va en aumento). O sea, el perfil de la chica profesional actual.

La vida dio un giro tremendo para las mujeres, eso es innegable. Desde que se le permitió el ingreso a la universidad y otros estudios, la independencia femenina es patente, en especial lo que es la toma de decisiones.

Ya el matrimonio no es el fin último. Los hijos igual son deseados, pero no por eso es obligación estar casada con el padre el niño. Aparte que no nos conviene por un asunto económico: hay que cuidar por lo que se ha luchado en solitario.

¡Sí! Porque antes la mujer siempre pensaba en dos, en tres, en cuatro personas, su familia (ella, su esposo, sus hijos), pero hoy sólo en dos (ella y su hijo). El proyecto de vida se ha concentrado en el desarrollo profesional y personal de la mujer. Pensamos primero en nuestros estudios, trabajar, y hacer esas cosas locas con las que siempre se sueñan, como por ejemplo viajar, armarse un buen closet, ir al gimnasio, hacerse tratamientos de belleza, mantenerse joven, entre muchos otros.

Ahora si un "mino" no es de nuestro agrado por cualquier motivo importante, chao nomás con él, total, ya no dependemos de los "protectores varones" (qué protectores ni qué nada, son contados con los dedos los que son protectores y se dejan proteger, creo que en mi grupo de amigos sólo conozco dos...).

Por un lado, bien por nosotras, por otro, extraño, porque la célula de la sociedad, la familia tradicional (madre, padre, hijos y algunos familiares extras), se ha desdibujado completamente. Ahora que una chica viva sólo con sus hijos es una opción propia, asumida con responsabilidad (me refiero, como este artículo lo dice al principio, a las mujeres profesionales, no nos olvidemos de eso).

Libertad, eso es, libertad. Creo que es una buena opción. Ya está en peligro de extinción el ideal de pareja onda "Titanic", "Braveheart" y otras historias en que el chicuelo y la chicuelas en cuestión hacen lo que sea por el Amor (lástima, porque igual es bonito soñar).

Pero bueno, los tiempos cambian y hay que adaptarse.

Ahora, a seguir luchando por lo que quiero.

¡Ssssssssiiiiiiiii!

Yami

2 comentarios

Héctor González Avilés ( -

Amiga Yamila:
Hay que abrirle mas espacio a la mujer en el ámbito laboral, ya que ellas son dos mil veces mas capaces que los hombres, por lo que he sabido.

Avivita -

Mmmm, cierto.
Amigos.
Libertad.
Profesión.
Esas fueron mis metas desde siempre. Las he cumplido. Por eso estoy feliz!!!
Pocos amigos, pero de oro. Muchos conocidos, equivale a carrete, pero también a amarre a veces.
Pero así es la cosa entre seres humanos.
Abrazo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres